El tributo, Masaccio

a

El tributo es un fresco de la Capilla Brancacci, Florencia, realizado por el pintor Masaccio entre los años 1424-1427. La obra es una narración bíblica dividida en tres partes. En la primera, la central, un recaudador de impuestos pide a Jesucristo y su grupo que le paguen el impuesto debido a las autoridades del gobierno, ante lo cual Jesucristo le ordena a San Pedro que vaya a pescar. En la segunda, a la izquierda, San Pedro extrae del pez una moneda de oro. La tercera, a la derecha, muestra el pago de San Pedro al recaudador de impuestos. La escena iconográfica podría tener que ver con el oficio del mecenas de la obra, Felice Brancacci, un antiguo cónsul del mar que querría así reflejar al mar como fuente de riqueza.

Anuncios

La Crucifixión de San Pedro, Caravaggio

A

La Crucifixión de San Pedro es un óleo sobre lienzo realizado por el artista italiano Caravaggio en 1601. La obra es de estilo Barroco y muestra varios de los elementos que caracterizaron al autor, como el gran contraste entre las sombras del fondo y la luz que parece emanar del santo o los modelos mundanos que se alejan de la idealización renacentista. Estas también son algunas de las características del Barroco. El eje compositivo del lienzo tiene forma de X con las aspas formadas por San Pedro y el romano que sujeta los pies del madero en contraposición con las otras dos figuras que se afanan en alzar la cruz. La escena representa la crucifixión de San Pedro, quien pidió ser crucificado por los pies para no morir de la misma forma que Jesucristo. La obra se puede ver en la Basílica de Santa María del Popolo, en Roma.