La muerte de Marat, David

A

La muerte de Marat, del pintor francés David (1793). La obra narra el asesinato de Marat, uno de los políticos más conocidos de los Jacobinos, grupo exaltado de la Revolución Francesa. Su asesinato fue cometido por una joven girondina llamada Carlota Corday en venganza a la expulsión de los diputados moderados de la Convención Nacional. Marat tenía una enfermedad en la piel que le obligaba a tomar baños con frecuencia, momento que fue aprovechado por su asesina. Marat pasó así a ser un mártir de la Revolución. David, partidario de ella, le pinta deificado, como un Cristo que ha dado su vida por el bien de la causa revolucionaria. La pintura recuerda en cierta manera a algunas famosas crucifixiones, como la que colgábamos ayer de Velázquez. El difunto sostiene en sus manos un papel en el que anotaba medidas por el bien del pueblo, por el que siempre velaba. La pasión de Marat es rematada con la dedicatoria del pintor en el escritorio: “A Marat, David”. La obra se expone en el Museo Moderno de los Museos Reales de Bellas Artes de Bélgica, Bruselas.

Anuncios

El misterioso sexo de Chevalier d’Eon

El pequeño Charles-Geneviève-Louis-Auguste-André-Thimothée d’Éon de Beaumont, al que a partir de ahora llamaremos Chevalier d’Eon para abreviar, vino al mundo en 1728 en el seno de una familia acomodada de la Francia provincial. El joven aprovechó la desahogada situación económica de su familia para realizar estudios de derecho logrando entrar en la administración del rey Luis XV.

Nada llamaba la atención en Chevalier d’Eon. El muchacho aún no tenía vello facial ni manifestaba demasiado interés por el sexo opuesto pero se pensaba que simplemente era un joven remilgado más de la Francia del siglo XVIII. Pronto le llegó la ocasión de ingresar en Le secret du roi, un grupo de espías al servicio de Luis XV. Allí le llegó su primera misión: debía viajar a Rusia para tratar de mejorar las tirantes relaciones entre los dos países. Sus superiores decidieron aprovechar sus rasgos andróginos, por lo que viajó disfrazado de mujer con el fin de hacerse amiga de la zarina Isabel. Chevalier tuvo éxito en su misión e incluso llegó a ser dama de honor de la emperatriz lo que le dio gran fama como espía. En algunas de sus siguientes tareas volvió a repetir el papel de mujer aunque en otras actuó como hombre. Sus contemporáneos seguían sin observar nada extraño en él; pensaban que cuando se disfrazaba de mujer era porque su misión le obligaba a ello.

En 1763 Chevalier alcanzó el mayor éxito de su carrera: fue nombrado embajador en Londres aunque su verdadera misión consistía en descubrir e informar de los secretos de Reino Unido, país con el que Francia se había enfrentado hasta hacía unos meses en la Guerra de los siete años y con el que, por tanto, mantenía relaciones muy tensas. Allí vestía de manera indiferente de hombre o mujer y documentos del embajador revelan que compraba en secreto corsés femeninos. La fama del francés comenzó a crecer y pronto se efectuaron apuestas sobre su verdadero sexo que alcanzaron cifras de escándalo para la época. Algunos creían que era mujer, otros opinaban que simplemente era un hombre rocambolesco.

El extraño misterio sobre el sexo del embajador francés en Londres llegó a los oídos del aventurero Giacomo Casanova, quien no pudo resistir la tentación y fue a visitarle. Cuando salió de la recepción estaba totalmente convencido de que Chevalier era en realidad una mujer. Poco después Chevallier d’Eon fue relevado de su puesto. El embajador, furioso por pensar que se estaba cometiendo una injusticia, filtró algunos documentos secretos. No sólo perdió su puesto, sino que tuvo que exiliarse para eludir a la justicia francesa. Poco después Luis XV decidió enviar un emisario para que Chevalier le aclarase sin rodeos si era un hombre o una mujer.

En este punto la historia da un giro sorprendente. Chevalier confesó que era una mujer, algo que se podía intuir por su eterno nombre que incluía tres femeninos (Genevieve, Auguste, Thimothéé; Genoveva Augusta Timotea). La embajadora afirmó que su familia decidió educarle como hombre para que llegado el momento pudiera heredar las tierras, títulos y rentas de su padre Todo esto fue constatado por los médicos que envió Luis XV para examinarla.

Grabado en homenaje a Chevalier d'Eon aclamada como una de las grandes heroinas de Francia.

Grabado en homenaje a Chevalier d’Eon aclamada como una de las grandes heroinas de Francia.

El monarca francés la retiró inmediatamente del servicio activo y la prohibió regresar a Francia aunque le permitió cobrar una pensión del gobierno francés y conservar las insignias que consiguió por sus servicios a la corona. A partir de entonces el antiguo embajador debería residir permanentemente en Londres bajo el apelativo de Madeimoselle Beaumont y vestir y actuar en todo momento como mujer. Las apuestas fueron cobradas y todo pareció olvidarse.

Tras la muerte de Luis XV, Chevalier d’Eon pudo volver unos años a Francia pero no se adaptó a la vida de su país natal y regresó a Londres en 1785. La Revolución Francesa causó la ruina de la ya anciana, quien perdió la pensión que le pagaba la corona. Durante un tiempo se ganó la vida realizando espectáculos de esgrima, disciplina en la mostró gran destreza en su juventud, pero fue herida en 1796 y tuvo que abandonar la actividad. Sus penurias económicas la llevaron durante un año a prisión y pasó sus últimos años de vida postrada en una cama tras sufrir una grave caída. Falleció en Londres en 1810. Sin embargo aún no había terminado su sorprendente historia. Los médicos examinaron su cadáver y descubrieron que en realidad era un hombre.

No se sabe con certeza qué le ocurría a Chevalier d’Eon. Algunos le catalogan como el primer transexual de la historia mientras otros se inclinan por la opción de que se travestía. La tercera teoría incide en el distinto diagnóstico médico de los franceses e ingleses, por lo que especulan con la posibilidad de que fuera intersexual y que sus rasgos afeminados indujeran a los primeros a catalogarle como mujer. La última de las teorías afirma que en realidad Chevalier era un hombre. La primera inspección médica fue un fraude del embajador para recuperar la pensión que cobraba del rey y que había perdido al caer en desgracia. En cualquier caso, ríos de tinta seguirán corriendo sobre la verdadera identidad de Chevalier d’Eon.

Para saber más

La guerra de los siete años

Luis XV

Les secrets du roi (en francés)

Galería de imágenes

La imagen del día: Creación de la Asamblea Nacional Constituyente durante la Revolución Francesa

El 9 de julio de 1789 la Asamblea Nacional pasó a ser la Asamblea Nacional Constituyente. Ésta creó la primera constitución de la historia de Francia. En ella se dieron numerosos pasos para poner fin al Antiguo Régimen, entre los que cabe citar la Declaración universal de los derechos del hombre y el ciudadano, la supresión del feudalismo o la expropiación de los bienes eclesiásticos. La pintura es El Juramento del juego de pelota del pintor Jacques-Louis David

El 9 de julio de 1789 la Asamblea Nacional pasó a ser la Asamblea Nacional Constituyente. Ésta creó la primera constitución de la historia de Francia. En ella se dieron numerosos pasos para poner fin al Antiguo Régimen, entre los que cabe citar la Declaración universal de los derechos del hombre y el ciudadano, la supresión del feudalismo o la expropiación de los bienes eclesiásticos. La pintura es El Juramento del juego de pelota del pintor Jacques-Louis David