Tapiz de Bayeux

A

La obra de hoy es el Tapiz de Bayeux, una obra colosal realizada en el siglo XI. Sus autores se desconocen. El tapiz es un gran bordado de casi 70 metros de largo en el que se narran los hechos previos a la conquista normanda de Inglaterra por Guillermo el Conquistador, hechos que culminan en la Batalla de Hastings de 1066. La obra incluye diversas escenas indicadas con su título en latín. Nos referimos a colosal no sólo por el gran tamaño del tapiz, sino por la minuciosidad con la que éste fue realizado. Incluye más de 600 personajes, 202 caballos y mulas, 41 navíos…Las figuras además presentan un naturalismo que ya indica el camino que seguirán las artes figurativas a finales de la Edad Media. La escena escogida representa a Harold el Sajón cruzando el Canal de la Mancha. El tapiz se conserva en el Musée de la Tapisserie de Bayeux, en Normandía. Puedes verlo completo aquí. Bayeux Tapestry, Bayeux / Personal picture taken by user Urban, February 2005, Wikicommons.

Anuncios

El juicio de Catalina de Aragón, Nelson O’Neil

A

La obra El juicio de Catalina de Aragón fue realizada por el pintor inglés Nelson O’Neil entre los años 1846 y 1848. La pintura se enmarca en el género de la Pintura Histórica. Su aparición tiene que ver con el movimiento Romántico, que anhela melancólicamente el pasado. Se comienza de esta manera a pintar acontecimientos famosos de la historia. Este en concreto es narrado por Shakespeare en su drama de Enrique VIII. El rey reunió una comisión de eclesiásticos y abogados para dictaminar si su matrimonio con Catalina de Aragón era válido al haber estado casada antes con el hermano mayor de Enrique, Arturo, fallecido al poco de contraer matrimonio. El verdadero motivo del rey era obtener el divorcio para poder casarse con Ana Bolena y tener un heredero varón. Catalina le suplica que no la expulse de su lecho, le asegura que no consumó el matrimonio con su hermano y le recuerda que en los veinte años que llevaban casados había sido una buena esposa en todo momento. Catalina de Aragón fue una reina muy amada por los ingleses y el pintor la muestra como una víctima de la lujuria del rey Enrique. Su divorcio acabó conduciendo a la separación de Roma e Inglaterra y la aparición del Anglicanismo. La obra se expone en el Museo de Birmingham.