El primo indio del rey Felipe

El titular puede parecer de broma, más sabiendo la simpatía por los colores rojiblancos del rey, pero no. Las familias reales, dueñas de Europa durante buena parte de su historia, aún son capaces de revelar sorpresas como esta.La dinastía Borbón posee una rama en la India, a la que llegaron hace cinco siglos y donde poseyeron responsabilidades de gobierno.

El origen de la rama india de la familia se atribuye a Carlos de Borbón, condestable de Francia. Tras traicionar al rey Francisco I de Francia se puso al servicio de su archienemigo Carlos V. Es uno de los protagonistas del Saco de Roma de 1527, al que acudió como comandante y durante el cual falleció. Los Borbones son famosos por su promiscuidad y Carlos no fue una excepción dejando una numerosa prole de hijos ilegítimos. Uno de ellos fue Jean Philippe, quien mostró un carácter díscolo en su juventud. Tras batirse en duelo y asesinar a un caballero en Italia el joven hubo de huir a Sicilia. Cuando quiso volver su embarcación fue asaltada por piratas y el muchacho fue enviado a Egipto como esclavo.

Tras un tiempo de cautiverio logró huir y se embarcó hacia la India. Allí se desplazó hasta la corte del emperador mogol Akbar. El monarca se enteró de la noble estirpe del joven y le otorgó responsabilidades militares en las que realizó una buena labor por lo que posteriormente se le nombró rajá (gobernador) de Shergar. Su título fue confirmado para su sucesor Alejandro, convirtiéndose de esta manera el título de rajá de Shergar en patrimonio de la familia.

Allí se mantuvieron hasta el siglo XVIII, cuando el Imperio Mogol se derrumbó ante el empuje del Imperio Persa. El subcontinente indio se desestabilizó y fragmentó en pequeñas entidades políticas y una gran potencia: la Confederación Maratha. A partir de entonces los borbones gobernaron con gran independencia durante unos decenios en Shergar hasta que la región fue atacada a finales de siglo por el gobernante de Narwar, una región situada en el centro de la India. Durante el transcurso del ataque la familia india de los Borbones fue masacrada a excepción de uno, Salvador II. Este huyó a la ciudad de Bhopal, donde se estableció como un miembro más de la burguesía municipal. Allí realizó una labor de mecenazgo en favor de la iglesia católica financiando construcciones como la iglesia de la ciudad.

Carlos de Borbón, condestable de Francia y patriarca de los Borbón Bhopal. Grabado de Thomas de Leu.

Carlos de Borbón, condestable de Francia y patriarca de los Borbón Bhopal. Grabado de Thomas de Leu.

Los siglos transcurridos desde su estancia en la India y el hecho de que su fundador fuese un hijo ilegítimo provocaron el olvido de la rama india de los borbones, que cayeron en el anonimato. La familia siempre mantuvo parte de los rasgos culturales que les diferenciaban de la población autóctona, sobresaliendo sus nombres franceses y su catolicismo, como estandartes de la familia. Tras la llegada de los británicos a la región algunos estudiosos europeos oyeron hablar de aquella curiosa familia apellidada Borbón. Es de aquellos tiempos de donde nos provienen los primeros escritos que nos hablan de los Borbon Bhopal que, de todos modos, siguieron siendo ignorados por la opinión pública europea.

Tras la independencia el nuevo estado indio se configuró como una república. Los títulos nobiliarios fueron abolidos y la dinastía Borbón Bhopal pasó de este modo a ser una familia acomodada más. Su relación con los borbones de Europa es muy desconocida aunque algunas fuentes indican que mantienen cierta relación y afirman que Salvador III, padre del actual cabeza de familia, se carteaba con el desaparecido Alfonso de Borbón Dampierre. El actual líder de la familia es Baltazar-Napoleón IV, abogado de profesión y dirigente de la fundación Borbón Bhopal que se dedica a labores caritativas. La familia pasó a un breve primer plano tras la publicación del libro El rajá Borbón escrito por el príncipe Miguel de Grecia, tío de la reina emérita Sofía. La obra relata de forma novelada los orígenes de la dinastía. Esperemos que el rey Felipe se acuerde de invitar a las reuniones familiares a su lejano primo indio, abogado de profesión y descendiente de gobernadores.

Enlaces de interés

http://www.theguardian.com/world/2007/mar/03/india.france

http://www.bourbon-bhopal.org/

http://www.elmundo.es/suplementos/cronica/2007/622/1190498404.html

Galería de imágenes

Anuncios