El tributo, Masaccio

a

El tributo es un fresco de la Capilla Brancacci, Florencia, realizado por el pintor Masaccio entre los años 1424-1427. La obra es una narración bíblica dividida en tres partes. En la primera, la central, un recaudador de impuestos pide a Jesucristo y su grupo que le paguen el impuesto debido a las autoridades del gobierno, ante lo cual Jesucristo le ordena a San Pedro que vaya a pescar. En la segunda, a la izquierda, San Pedro extrae del pez una moneda de oro. La tercera, a la derecha, muestra el pago de San Pedro al recaudador de impuestos. La escena iconográfica podría tener que ver con el oficio del mecenas de la obra, Felice Brancacci, un antiguo cónsul del mar que querría así reflejar al mar como fuente de riqueza.

El nacimiento de Venus, Sandro Botticelli

A

El nacimiento de Venus es una obra realizada por el artista florentino Sandro Botticelli en 1484. Está realizada con témpera sobre lienzo. Como obra Renacentista, recupera algunos de los cánones del arte antiguo como el desnudo femenino. La diosa Venus llega a la isla de Cítera sobre una concha empujada por los dioses alados. La espera para taparla la ninfa de la Primavera. Venus es representada al modo de las Venus Púdicas de la época antigua: trata de taparse el pecho mientras su pelo cubre sus partes íntimas. La diosa supone el centro de la composición y la belleza y armonía de sus rasgos embelesan al espectador. Tradicionalmente se ha creido que la obra fue encargada por los Médici, mecenas florentinos muy relacionados con el neoplatonismo, filosofía que tratan de plasmar con un programa iconográfico. Estudios recientes ponen en duda esta afirmación. La obra se puede ver en La Galería de los Uffizi, Florencia.

Epifanía, Andrea Mantegna.

A

La Epifanía es una obra del artista italiano Andrea Mantegna. Fue realizada hacia el año 1500 y rompe con la tradicional representación de los Reyes Magos en tanto que el pintor no retrata los escenarios o elementos típicos de la Epifanía tales como el pesebre o los pastores. Es un retrato en primer plano con la Sagrada Familia en la parte izquierda y los tres sabios en la derecha. Se pretende reflejar las diferencias de edad y fisonomía de los monarcas. El paisaje, por tanto, es inexistente. La obra se puede ver en el Museo Paul Getty en Malibú, Los Ángeles.

La anunciación, Fra Angelico

A

La Anunciación de Fra Angelico fue realizada entre 1425 y 1428. Es una obra en clara transición hacia el Renacimiento pero ya posee una gran perfección. Presenta al ángel anunciando a la Virgen que ha sido escogida para ser la madre del Mesías. El espacio arquitectónico y la perspectiva lineal logran crear sensación de tridimensionalidad. En el lado izquierdo de la obra se narra la expulsión de Adán y Eva del Paraiso. El autor pretende así enlazar el principio y el final del Antiguo Testamento, el origen del pecado original y su redención. Los dorados recuerdan a la antigua pintura bizantina, de la que se aleja a través del dinamismo de la escena. El rayo de luz representa al Espíritu Santo que apela a la Virgen a aceptar su mandato divino. La obra fue encargada para decorar el Altar Mayor de Santo Domingo de Fiesole. La obra se conserva en el Museo del Prado. Click para ampliar.

La escuela de Atenas, Rafael

A

La Escuela de Atenas, de Rafael Sanzio, es un fresco realizado entre 1510-1512 para decorar las estancias del papa Julio II, actualmente llamadas Estancias de Rafael. El autor muestra en la obra a gran parte de los filósofos más famosos de la Antigüedad. Platón y Aristóteles se hallan en el centro como pilares de la filosofía antigua. Las estatuas de los nichos que enmarcan la composición son las de los dioses Apolo (dios de la poesía y de las artes) y Atenea (diosa de la sabiduría). La mirada del espectador se desvía hasta el pórtico del fondo utilizado como punto de fuga. La estancia donde están reunidos los filósofos parece asemejar unas termas. Algunos de los filósofos tienen el rostro de grandes pintores de la época como es el caso de Heráclito, quien tiene la cara de Miguel Ángel. La obra puede verse en los Museos Vaticanos de Roma.