A

La muerte de Marat, del pintor francés David (1793). La obra narra el asesinato de Marat, uno de los políticos más conocidos de los Jacobinos, grupo exaltado de la Revolución Francesa. Su asesinato fue cometido por una joven girondina llamada Carlota Corday en venganza a la expulsión de los diputados moderados de la Convención Nacional. Marat tenía una enfermedad en la piel que le obligaba a tomar baños con frecuencia, momento que fue aprovechado por su asesina. Marat pasó así a ser un mártir de la Revolución. David, partidario de ella, le pinta deificado, como un Cristo que ha dado su vida por el bien de la causa revolucionaria. La pintura recuerda en cierta manera a algunas famosas crucifixiones, como la que colgábamos ayer de Velázquez. El difunto sostiene en sus manos un papel en el que anotaba medidas por el bien del pueblo, por el que siempre velaba. La pasión de Marat es rematada con la dedicatoria del pintor en el escritorio: “A Marat, David”. La obra se expone en el Museo Moderno de los Museos Reales de Bellas Artes de Bélgica, Bruselas.

Anuncios

La muerte de Marat, David

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s